Saturday, December 3, 2016

¿Qué está pasando? Un humanoide con alas fue avistado en Estados Unidos y hay fotos

20161124110746eefadb509db43ed540145912bb64dc3fr 2

El mito de Mothman, o el Hombre Polilla, un hombre alado que presagia las peores tragedias, es parte del folclore estadounidense desde hace más de medio siglo, cuando fue avistado por primera vez. Y esta semana volvió a aparecer con unas imágenes que ya están dando la vuelta al mundo.
La persona que tomó las fotografías prefirió no dar su nombre. Sin embargo, relató su terrorífica historia a la cadena de televisión estadounidense WCHS. En su estudio, afirmó ver a esta criatura saltando de un árbol a otro mientras conducía por una zona boscosa en el estado de Virginia. Entonces, estacionó su auto, tomó su celular y tomó las fotos que mostramos en esta nota y que están publicando todos los periódicos y se están viralizando en las redes.
201611241109210e74cf7d74c9009e069d760cd46096bcrEn ellas, puede verse a una criatura con cabeza redonda, con alas de gran extensión -quizás del doble del tamaño de su cuerpo- y unas piernas bastante alargadas y extrañas. Por eso, algunos hablan de Mothman, un ser legendario en la región. Pero otros también ven al demonio, a un ángel, una bruja y hasta una lechuza.
Según John Keel, autor del libro “Las profecías de Mothman” y un gran investigador de esta criatura, el avistamiento puede estar estrechamente relacionado con malos presagios. Presagios de muerte, horror y desgracias. Cada vez que Mothman es avistado, ocurre algún desastre, y en este caso, según Keel, podría estar relacionado con los terremotos y tsunamis de esta semana.
20161124110951fb67897f1c397af576dc527417a1da0dr
¿Quién (o qué) es Mothman?
Para los que no están en el tema, les contamos un poco de historia: Mothman es una criatura que fue vista por primera vez en el área de Point Pleasant, en West Virginia, el 12 de noviembre de 1966, y desde entonces su leyenda se extendió por todo el mundo. En ese momento, además, su presencia se asoció a un puente que colapsó y mató a 46 personas.
2205383220_028f89c0a9_b
Su mito fue impreso en dos libros fundamentales: primero uno de Grey Barker, un conocido ufólogo, que salió en 1970, y más tarde uno de John Keel, en 1975. La criatura cuenta además con un festival anual dedicado a ella, una estatua propia (ver foto), y hasta llegó a los cines en 2002, con la película Mothman, la última profecía, protagonizada por Richard Gere.
Es imposible asegurar con las pruebas que tenemos hasta el momento si la criatura existe o no realmente. Pero no hay dudas de que, de alguna forma, está entre nosotros desde hace mucho tiempo¿Vos qué pensás? Para nosotros, es cuestión de CREER O REVENTAR.
http://blogs.tn.com.ar/

Wednesday, November 30, 2016

Megalitos increíbles de Brasil

En la costa entre las playas de Lagoinha do Norte y Ponta das Canas, hay una enorme piedra de unos 8 metros de altura. En la parte superior de esta misma roca es otra piedra que (al parecer) ha sido cortada horizontal y verticalmente, luego se volvió hacia el punto de la puesta del sol, que se observa por la grieta que se crea entre los bloques de piedra.


monumento megalítico conocido como Pedra Balão, situada en la parte superior de la colina entre Monte Verde, cerca de Saco Grande, en Florianópolis. Es uno de los más grandes.


En 1918, el geólogo Vieira da Rosa, cuando se hace un estudio de la geología del Estado de Santa Catarina, escribió: "desde Barra de Itajaí hasta el faro de Santa Marta en Laguna y que se extiende por el interior de las tierras, hay piedras solapamiento con otras que no podemos explicar cómo llegaron allí ... "(VIEIRA DA ROSA, 1918). En 1988, el Antropologo Adnir Ramos comenzó a observar un grupo de estas piedras, en la localidad de Barra da Lagoa en Florianópolis y descubrió un gran observatorio astronómico, en comparación con las que se encuentran en Europa y en otras partes del mundo.


Megalitos de Ponta das Canas en Florianopolis


Pedra Poltrona - ubicado en la costa sur de la playa de Santa Catarina, en Florianópolis.


monumento megalítico conocido como el acabado en piedra en la Isla de Campeche, se encuentra entre una de las mayores Menires en el mundo.


Envuelto alrededor de la Tierra hay líneas de energías telúricas que forman una especie de sistema nervioso del planeta vivo, porque el planeta también tiene lo que puede llamarse Axiatonal Lines, meridianos y chakras.
Estas energías fueron demarcadas en la Prehistoria por Menhires y Dolmens.The gran cantidad de monumentos megalíticos (Menires y dólmenes) en la Isla de Santa Catarina evidencias de que este es uno de los puntos más energéticos del planeta.


Conocido por los pescadores locales como Pedra da Boneca, en el complejo megalítico de Itaguaçú en Coqueiros-Florianópolis.


La punta de la corbata es también conocido por el nombre de dragón, debido a que la silueta de la colina parece mostrar un dragón dormido a la orilla del mar. A la cabeza de la supuesta animal es el observatorio Archeoastronomic, el ojo del dragón está representado por una piedra que sirve para ver el paso del sol en el punto que marca la entrada del invierno. En esta piedra estratégicamente posicionado, se observa por un agujero del sol en el límite máximo del hemisferio norte durante el solsticio de invierno, otro detalle en la piedra es la cama existente en el interior de la misma, tumbado en la cama el observador se arrastra a la vista de el dragón semi abierto y encantados de ver sólo los nervios que se encuentran en el lado norte del trópico de capricornio, este fenómeno hace que sea posible determinar el comienzo del invierno a través del movimiento aparente de las estrellas. Otra curiosidad es la longitud de la cama, que mide un metro setenta, y la cuna está protegido de la lluvia y el viento.


La escasa existencia de estas piedras monumentales sirven para recordarnos de los misterios que la ciencia actual no tiene 
medios para explicar, estos desafíos del pasado vienen a prueba nuestra capacidad de descubrir y entender más acerca de nuestros propios orígenes.



El comienzo de la primavera en el Parque Archeo astronómica de las piedras sagradas de la colina Galheta.


Haz de luz bajo la piedra torneada (Dolmen) durante el amanecer del equinoccio de primavera.























La primavera es la estación del año que sigue al invierno y verano precede. Por lo general se asocia con la re-floración de la flora terrestre. 

Primavera en el hemisferio norte se llama la "primavera boreal" y la primavera en el hemisferio sur se llama "primavera austral".La "Primavera del Norte" en el hemisferio norte comienza el 20 de marzo y termina el 21 de junio la "Primavera del Sur", en el hemisferio sur, comienza el 22 de septiembre y termina el 21 de diciembre 
, desde el punto de vista de la astronomía, la primavera del hemisferio sur comienza en el equinoccio de septiembre y termina en el solsticio de diciembre, en el caso del hemisferio norte comienza en el equinoccio de marzo y termina en el solsticio de junio. 

Pues resulta que, en un día de la fecha del equinoccio y la noche tienen la misma duración en la línea del ecuador. Con cada día que pasa, los aumentos del día y la noche se acorta un poco, lo que aumenta la luz del sol del respectivo hemisferio.



Dolmen de la Oración - Archaeastronomic Parque de las piedras sagradas de la colina de Galheta.Barra da Lagoa Fortaleza.


Archaeastronomic Parque de las piedras sagradas de la colina de Galheta.


Arte de la roca, es el nombre dado a las representaciones pictóricas más antiguas conocidas, grabado en lugares protegidos, que data de tiempos prehistóricos (fase de la historia que precede a la escritura). 
Tales registros son fuentes inagotables de antropológicos, arqueológicos, y pueden ser estudiados en diversos aspectos, etnológico, cronológico, la comunicación y también como desarrollo artístico y la estética humanos de la sociedad del momento. 
Los de la Isla de Santa Catarina, hecho exclusivamente en forma de petroglifos (señalización) tienen características muy particulares, son motivos geométricos, representaciones antropomórficas. 
Grabado en la superficie de las paredes de diabasa, en las orillas de las playas, que se encuentran en lugares frente al océano Atlántico, en las playas de mar bravo en lugares de difícil acceso.



La capital del Estado de Santa Catarina, tiene una de las colecciones de rocas ricas del planeta. El gran número de piedras con las grabaciones del milenio, así como quemadores y monolitos hizo que los investigadores Germano Bruno Afonso, Adnir Ramos y Keler Lucas definir Florianópolis con uno de los grandes centros rupestres del hemisferio sur.


El sitio de arqueo roca en Santa Catarina.
https://hiddenandlittleknownplaces.blogspot.rs

Chiribiquete, un mundo prehistórico perdido en plena Amazonía



Como un mundo perdido en el corazón de la Amazonía colombiana se yergue la serranía de Chiribiquete. FOTO COLPRENSA
Como un mundo perdido en el corazón de la Amazonía colombiana se yergue la serranía de Chiribiquete. FOTO COLPRENSA

Como un mundo perdido en el corazón de la Amazonía colombiana se yergue la serranía de Chiribiquete, un parque nacional que guarda una joya arqueológica y antropológica: abrigos rocosos con pinturas rupestres que han servido como santuario a indígenas desde hace 19.500 años.
Como sucedió en la imaginación de Arthur Conan Doyle, los grandes y pequeños exploradores pasaron de largo por este recóndito lugar hasta que una fuerte tormenta desvió en 1986 al entonces director de Parque Nacionales de Colombia, Carlos Castaño-Uribe y tuvo que aterrizar improvisadamente en los alrededores de la serranía.
“Después de una hora de vuelo empecé a ver con el piloto en el horizonte una formación geológica que jamás habíamos visto (la serranía de Chiribiquete). Muy poca gente sabía de eso porque la cartografía del momento no estaba tan desarrollada. Me pareció muy curioso y decidí explorar qué era aquella cosa”, narró a Efe Castaño-Uribe.
El antropólogo comenzó a caminar hacia la formación rocosa y cuando se adentró y observó las pinturas rupestres quedó “absolutamente maravillado y subyugado” por el paisaje, pero no pudo avanzar más en esa zona porque no tenían gasolina para continuar con su expedición.
Hasta ese momento ningún occidental se había adentrado en Chiribiquete, que mantiene las peculiares condiciones climáticas que le convirtieron en un refugio en el Pleistoceno con un microclima que le ha conferido unas características más cálidas en la flora y la fauna.
“Nunca había visto unas condiciones tan especiales como Chiribiquete. Los frentes de colonización estaban muy lejos y uno sobrevolaba encima de un tapete inexpugnable de selva”, resumió Castaño-Uribe.
Pero la gran sorpresa llegó en las primeras expediciones organizadas por Castaño-Uribe entre 1990 y 1991 al frente de un grupo multidisciplinar de científicos.
En aquellas rutas de exploración el grupo descubrió un yacimiento cultural sin precedentes en la arqueología americana por su “intrincado, complejo, pródigo y superlativo arte rupestre” y por su profundidad cronológica que data las pinturas más antiguas hace 19.500 años.
Entre las imágenes que observa Chiribiquete desde hace milenios se encuentran representaciones de animales, dibujos esquemáticos, grecas y manos en decenas de abrigos rocosos que aún no han sido completamente explorados.
Una auténtica Pompeya de arte rupestre en plena selva amazónica en una zona que, en opinión de Castaño-Uribe, fue un lugar de culto “de tipo chamánico” y que supuso “un hito” para los pobladores de la recóndita región.
Para acceder hasta el lugar sagrado, “un refugio pleistocénico”, los seres humanos que hasta allí se desplazaban tuvieron que servirse de las “conectividades por corredores especiales que permitió cierta movilidad” en la zona, esencialmente por vía fluvial.
Lo más sorprendente es que durante muchos siglos los aborígenes continuaron utilizando los refugios de Chiribiquete e incluso “probablemente” han seguido “utilizándolo hasta la fecha de hoy” por indígenas no contactados, según explicó Castaño-Uribe.
Como si no hubieran pasado incas, españoles, libertadores o exploradores europeos, miembros de las naciones indígenas seguirían acudiendo hasta esos abrigos para realizar sus cultos ancestrales como hacían hace miles de años.
Ese es también uno de los grandes temores de Castaño-Uribe quien, junto a las autoridades, ante el grado de aislamiento y la dificultad de vigilar Chiribiquete, decidió “mantener un bajo perfil con la importancia de lo que hay ahí”.
En caso de que esas condiciones no se garantizasen podría ponerse en riesgo la supervivencia del yacimiento, por ello decidieron “socializar de la mejor manera” la existencia de este tesoro prehistórico.
En su opinión, es necesario “cerrar filas para proteger este tesoro que es muy vulnerable y frágil”.
Ante la expectativa de que esa región sea incluida entre las nuevas áreas de patrimonio mixto mundial de la Unesco, Chiribiquete continúa aislado y misterioso al ojo occidental, pero el secreto se desvela progresivamente y los riesgos que se ciernen sobre los abrigos.




César David Martínez

Chiribiquete-fotografias-04

César David Martínez es un fotógrafo colombiano de 40 años especializado en patrimonio y naturaleza. Con el paso de los años ha centrado su objetivo en salvaguardar el patrimonio material e inmaterial del medio ambiente a través de varios reportajes fotográficos.


En 1996 recibía su primer premio de importancia gracias a uno de sus trabajos, desde entonces ya tiene más de 34 reconocimientos a su carrera, y los que le quedan. Original de Colombia, se preocupa por su entorno y por conseguir difundir, en cierta manera, la belleza de su propio país. Es por eso que tanto dentro como fuera del territorio colombiano, se ha reconocido el trabajo de este artista .


Hoy César vuelve a ser noticia, esta vez a nivel internacional, y es que hace un par de semanas decidió compartir en su cuenta de Facebook su último trabajo, el cual es un sueño cumplido. A través de este medio, nos cuenta que llevaba muchos años, si no era toda la vida, queriendo visitar Chiribiquete, el último rincón virgen de Colombia.

La Serranía del Chiribiquete tiene dos millones ochocientos mil hectáreas, siendo el parque natural más grande de Colombia y también el más inaccesible. No hay carreteras, ni caminos ni manera de llegar que no suponga varios días de trayecto o por el aire.
Gracias a la agencia de turismo Colombia Oculta, David consiguió compartir un viaje con otros turistas para poder así costear el trayecto. Fue entonces cuando pudo recorrer por el aire un lugar que también es conocido como ‘El mundo perdido‘.
Por mucho tiempo dije que le pedía a la vida que me permitiera conocer el Chiribiquete. Ahora le doy gracias, a pesar de los sacrificios que esto ha significado en mi vida, por haberme permitido conocer este paraíso colombiano, después de tantos años de haberlo deseado y soñado“. Declara David en su cuenta de Facebook.
Bosques, ríos y miles de pictogramas forman un paisaje único, y el artista ha querido que sea conocido por todos, pero por una razón muy sencilla: “Con la esperanza de que este parque sea declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, que sea protegido por nuestras autoridades de la minería, la deforestación, los grupos al margen de la ley y que los grupos indígenas no contactados permanezcan así tal cual, sin intervención de ningún tipo de parte nuestra“. Y además añade: “Es nuestro deber aprender a respetarlo y conservarlo para todas las generaciones futuras“.
De esta manera nos introduce en su trabajo, del cual nosotros hoy queremos enseñarte parte,aunque puedes verlo al completo en su cuenta de Facebook y en un futuro libro que se publicará.


Río serpiente

Chiribiquete-fotografias-01

Tepuys

Chiribiquete-fotografias-02

Gigantesco tepuy sobresaliendo de la selva

Chiribiquete-fotografias-03

Parte del Caquetá, en el municipio de Solano

Chiribiquete-fotografias-05

Abrigos rocosos


Chiribiquete-fotografias-06

Milenarios tepuys

Chiribiquete-fotografias-07

Ríos negros, playas blancas

Chiribiquete-fotografias-08

El interior del DC-3, sobrevolando Colombia

Chiribiquete-fotografias-09

El Estadio, descubierto por Patricio von Hildebrand en 1993

Chiribiquete-fotografias-10

Chiribiquete-fotografias-11

http://www.elcolombiano.com/
http://verne.elpais.com/