Tuesday, January 24, 2017

LAS MISTERIOSAS ESFERAS DE PIEDRA “MOERAKI” DE NUEVA ZELANDA

Una de las esferas de piedra Moeraki aparece de la tierra a orillas de la playa
                        Una de las esferas de piedra Moeraki aparece de la tierra a orillas de la playa




Moeraki Boulder, saliendo de la tierra

Moeraki Boulder, saliendo de la tierra
Las esferas de piedra MOERAKI son formaciones rocosas, de forma redonda y se encuentran tumbadas en la playa Koekohe en Otago Norte en Nueva Zelanda. Parecen esferas de roca de otro mundo que se cortaron por la mitad y arbitrariamente fueron colocadas en la playa. Las rocas varían en tamaño de 0,5 metros a 2,2 metros de diámetro y pueden llegar a pesar hasta siete toneladas. Muchas muestran líneas y grietas que se asemejan a los caparazones de tortuga. De hecho, al pasear por la playa se escuchan discutir a los visitantes, muchos hablan sobre una teoría del origen de las rocas. Algunos sugieren que aterrizaron allí después de una explosión volcánica, otros se refieren a ellos como huevos de dinosaurio o incluso para ir lo más lejos, afirman que tienen algo que ver con los extraterrestres. Pasan también por otros nombres, como Piedras Biliares ‘Hooligans, gigantes Gobstoppers y las bolas de gigantes.
Llámalos como quieras ¡son impresionantes!

MOERAKI Shouth Island (Nueva Zelanda) 17/01/2010
MOERAKI Shouth Island (Nueva Zelanda) 17/01/2010
En la tierra de los terremotos, justo en el cinturón de fuego que circunda al Océano Pacífico, al norte de Dunedin en Nueva Zelanda, también se han encontrado grandes cantidades de esferas de piedra. Los lugareños las llaman Moeraki, en alusión a la playa de nombre homónimo donde se encuentran estas enormes piedras esféricas huecas. Nadie sabe de dónde han salido. Los científicos afirman que son obra de la naturaleza y que las piedras esféricas de este lugar están compuestas por restos de calcio cristalizado de un sedimento mineral de cerca de 60 millones años. Con la erosión de las olas alcanzando la costa y el viento azotando los muros de las paredes verticales de KoeKohe, las esferas fueron una a una descubiertas y liberadas de su apresamiento bajo tierra. Es así­ como los maoríes las descubrieron y recitaron leyendas sobre ellas, más tarde en 1848 W.B.D. Mantell esbozó las piedras en su cuaderno de viajes asombrado por tal rareza natural.
Según las tradiciones orales de la isla los Moeraki son piedras sagradas. Hoy constituyen un importante atractivo turístico de la Isla y están protegidas dentro del dominio de una reserva natural. Los habitantes de South Island afirman que algunas de estas esferas pétreas llegan a alcanzar hasta los 4 metros de diámetro. Las rocas tienen algún tipo de poder magnético, al igual que la piedra esférica que se encuentra en la Isla de Pascua. Según los pascuenses a esa gran piedra esférica la consideraron como el Te henua (el ombligo del mundo). Si sobre cualquiera de estas piedras ubicamos una brújula, ésta comienza a dar vueltas sin parar.
Parece un gigantezco huevo de un animal prehistórico
Parece un gigantezco huevo de un animal prehistórico
Esferas de piedra quebradas
Esferas de piedra quebradas
Moeraki Boulder- esfera hueca
Moeraki Boulder- esfera hueca
Trozos de una esfera Moeraki
Trozos de una esfera Moeraki
Esfera Moeraki con diseño extraño
Esfera Moeraki con un extraño diseño
Esfera Moeraki media enterrada en la arena
Esfera Moeraki media enterrada en la arena
Resto de una esfera Moeraki desintegrada en la arena
Resto de una esfera Moeraki desintegrada en la arena
Misteriosas esferas Moeraki cubiertas de algas
Misteriosas esferas Moeraki cubiertas de algas
Esferas Moeraki cubiertas de algas
Esferas Moeraki cubiertas de algas
Resto de una esfera Moeraki con agujero
Resto de una esfera Moeraki con agujero
Niños jugando entre las piedras Moeraki
Niños jugando entre las piedras Moeraki
Atardecer en la playa de las esferas de piedra Moeraki
Atardecer en la playa de las esferas de piedra Moeraki
Parece una tortuga Parece una tortuga[/caption]







https://piramidesdebosnia.com

Monday, January 23, 2017

La Mónada Jeroglífica - Los libros prohibidos: 5

El autor: un nigromante llamado John Dee



Para comprender mejor el contexto de la obra citada, es necesario conocer muy bien a su autor. John Dee fue un matemático, astrónomo, astrólogo, ocultista, navegante, imperialista y consultor de la reina Isabel I. Nació en 1527 y murió en 1608. Matemático distinguido, especialista en clasicismo, John Dee concibió la idea de un meridiano básico: el meridiano de Greenwich. Llevó a Inglaterra, después de descubrirlos en Lovaina, Bélgica, dos de los globos terráqueos del cartógrafo Gerardus Mercator, así como instrumentos de navegación. De este modo contribuyó a la iniciación de la expansión marítima de Inglaterra. 

De hecho trabajó por cuenta de la reina Isabel y le entregó numerosos secretos de navegación y de fabricación. Fue, ciertamente, un científico de primer orden, al mismo tiempo que especialista en literatura clásica, y exponente de la transición entre dos culturas que, en el siglo XVI, no estaban tal vez tan separadas como en la actualidad. 


Los libros prohibidos: 5-La Mónada Jeroglífica 
John Dee



En el curso de sus brillantes estudios en Cambridge, empezó, desgraciadamente para él, a fabricar robots, entre ellos un escarabajo mecánico que salió durante una representación teatral y que sembró el pánico entre el público. Expulsado de Cambridge por brujería, se marchó a Lovaina en 1547. Allí entabló relación con Mercator. Se hizo astrólogo y se ganó la vida haciendo horóscopos; después, fue detenido por conspiración mágica contra la vida de la reina María Tudor. Más tarde, Isabel le sacó de la cárcel y le encargó misiones misteriosas en el continente. 

Se ha dicho con frecuencia que su visible pasión por la magia y la brujería no era más que una "pantalla" de su verdadera profesión: el espionaje. En 1563, encontró en una librería de Amberes un manuscrito, probablemente incompleto, de la Esteganografía de Tritemo. La completó y parece que descubrió un método casi tan eficaz como el del propio Tritemo. 

Mientras publicaba la primera traducción inglesa de Euclides y estudiaba, en interés del Ejército inglés, la utilización militar de lentes y telescopios, continuó sus estudios sobre la Esteganografía. Y, el 25 de mayo de 1581, éstos superaron todas sus esperanzas. 

Se le apareció un ser sobrehumano, o al menos no humano, rodeado de luz. John Dee lo llamó ángel, para simplificar. Este ángel le entregó un espejo negro, que aún se conserva en el "British Museum". Es un pedazo de antracita, extraordinariamente pulimentado. El ángel le dijo que, mirando este cristal, vería otros mundos y podría establecer contacto con inteligencias distintas de la del hombre, idea que resulta singularmente moderna. El anotó las conversaciones que sostuvo con estos seres no humanos, y cierto número de ellas fueron publicadas en 1659 por Meric Casaubon, con el título de A true and faithfull retation of what passed betwen Dr. John Dee and some spirits (Verídico y fiel relato de lo que pasó entre el doctor John Dee y unos espíritus). 
Otras conversaciones permanecieron Inéditas, y sus manuscritos se encuentran en el mismo museo. 


Esoterismo



La mayor parte de las notas tomadas por John Dee y los libros que estaba preparando fueron destruidos. Sin embargo, quedan elementos suficientes para que se pueda reconstituir la lengua que hablaban aquellos seres y que Dee llamaba lengua enoquiana, en referencia a Enoc, personaje bíblico que, según un libro apócrifo del Antiguo Testamento, habría logrado establecer un contacto completo y real con "ángeles". Esto también puede dejarse a libre interpretación, pues lo más probable, según estudiosos, es que haya establecido un encuentro con extraterrestres. 

Ésta es o bien la primera lengua sintética, o bien la primera lengua no humana de que se tiene conocimiento. Es, en todo caso, una lengua completa, con su alfabeto y su gramática. Entre todos los textos en lengua enoquiana que se conservan, hay algunos que se refieren a matemáticas más avanzadas que las de la época en que vivió John Dee. 

La lengua enoquiana constituyó la base de la doctrina secreta de la famosa sociedad de la Golden Dawn, a finales del siglo XIX. Dee advirtió muy pronto que no conseguía recordar las conversaciones que sostenía con sus extraños visitantes. En aquellos tiempos, no existía ningún aparato para el registro mecánico de la palabra. 


Una decisión desacertada



Desgraciadamente, Dee tuvo una idea que le llevó a su perdición. Sin embargo, era perfectamente racional: encontrar alguien que contemplase el espejo mágico y hablase con los extraterrestres, mientras Dee tomaba notas. En principio, la idea era sencilla. Desgraciadamente, los dos visionarios reclutados por Dee, Barnabas Saul y Edward Talbott, resultaron ser unos canallas de la peor calaña. Se libró con bastante rapidez de Saul, que parece haber sido un espía a sueldo de sus enemigos. 

En cambio, Talbott, que cambió su nombre por el de Kelly, permaneció aferrado a él. Tan aferrado que arruinó a Dee, sedujo a su esposa, los paseó por Europa, con el pretexto de hacer de él un alquimista, y acabó por destrozar completamente su vida. 


Magia 
John Dee y Edward Kelly, invocando a un espíritu



Con respecto a este mago hay opiniones controvertidas. En las épocas supersticiosas se afirmó que practicaba la magia negra. En nuestra época racionalista se afirma que era un espía, que practicaba la alquimia y la magia negra para disimular sus verdaderas actividades. Sin embargo, también se supo que era un hombre con una gran capacidad para trabajar veintidós de las veinticuatro horas del día, lector rapidísimo y matemático práctico de primer orden. Además, construye autómatas y es especialista en óptica y sus aplicaciones militares, así como en química. 

Es posible que fuese también ingenuo y crédulo. La historia de Kelly lo demuestra. Pero no hay que excluir la posibilidad de que hiciese un descubrimiento muy importante, tal vez el más importante de toda la historia de la Humanidad. Es probable que Dee estableciese contacto por telepatía, clarividencia o cualquier otro medio parapsicológico, con seres no humanos. Era natural, dada la mentalidad de la época, que atribuyese a aquellos seres un origen angélico, más que hacerlos venir de otro planeta o de otra dimensión. Pero comunicó lo bastante con ellos para aprender una lengua no humana. 


libros prohibidos 
Edward kelly, el alquimista que condujo a Dee a la ruina



La idea de inventar una lengua completamente nueva no corresponde a la época de Dee, y tampoco concuerda con su mentalidad. El lenguaje enoquiano es absolutamente completo y no se parece a ninguna lengua humana. Desde luego, es posible que Dee la sacase íntegramente de su subconsciente o del inconsciente colectivo, pero esta hipótesis es casi tan fantástica como la de la comunicación con seres extraterrestres. 

Por desgracia, a partir de la intervención de Kelly, las conversaciones son visiblemente amañadas. Kelly las inventa de cabo a rabo y hace decir a los ángeles o a los espíritus lo que le conviene. Y, desde el punto de vista de la inteligencia y de la imaginación, Kelly estaba poco dotado. Por ejemplo y a modo de anécdota curiosa, existe una nota sobre una conversación en la que pide a un "espíritu" que le preste cien libras esterlinas, a devolver en quince días. 


La Mónada Jeroglífica y sus conversaciones con "ángeles"



En cambio, antes de conocer a Kelly, Dee había publicado un libro extraño: La Mónada Jeroglífica. Había trabajado siete años en este libro, pero, cuando leyó la Esteganografía, lo terminó en doce días. Un hombre de Estado de su tiempo, Sir William Cecil, declaró que "los secretos que se encuentran en La Mónada jeroglífica son de la mayor importancia para la seguridad del reino". 
Naturalmente, se ha querido relacionar estos secretos con la criptografía, cosa que es bastante probable.

Pero quizás lo más interesante no se encuentre en La Mónada Jeroglífica, sino en sus escritos conocidos como Mysteriorum Liber PrimusSecundus y Tertius, donde están transcriptas en latín e inglés medio las conversaciones con los ángeles, extraterrestres o quienes quiera que sean. 

Estos documentos, actualmente disponibles en internet, demuestran el carácter erudito de su autor y los amplios conocimientos bíblicos, astrológicos y esotéricos, los cuales empleó para poder consultar a estos seres sobre temáticas muy profundas sobre el tiempo y el espacio. Aún nada puede deducirse sobre el lugar donde moraban estos seres, ni sobre su naturaleza física. Dee afirmó, simplemente, que eran telépatas y que podían viajar en el pasado y en el futuro. Él esperaba aprender de estos seres todo el conjunto de las leyes naturales, todo el desarrollo futuro de las matemáticas. No se trataba, pues, de nigromancia, ni siquiera de espiritualidad. Dee adoptaba la posición del sabio que quería descubrir secretos, secretos cuya naturaleza era esencialmente científica. Él mismo se calificaba, en todo momento, de filósofo matemático. 


JOHN DEE 
Portada original de La Mónada Jeroglífica



La persecución y su triste final



La persecución de Dee empezó en 1587 y no terminó hasta su muerte. Esta persecución tuvo también lugar en el continente, donde el rey de Polonia y el emperador Rodolfo II recibieron mensajes de advertencia "de los espíritus" contra Dee, y donde el nuncio del Papa presentó al emperador Rodolfo, el 6 de mayo de 1586, un documento en el que se acusaba a Dee de nigromancia. 

Fue un hombre desanimado el que regresó a Inglaterra, negándose a publicar sus obras, y que murió siendo rector del "Colegio de Cristo", en Manchester, cargo que ejerció desde 1595 hasta 1605 y que, según parece, no le dio muchas satisfacciones. Aproximadamente en la misma época, el zar de Rusia invitó a John Dee a trasladarse a Moscú, en calidad de consejero científico. Percibiría un salario de dos mil libras esterlinas al año, enorme cantidad de dinero para la época. Dispondría de una mansión señorial y disfrutaría de una posición que, según la carta del zar, "debía hacer de él uno de los hombres más importantes de Rusia". Sin embargo, John Dee rehusó. ¿Se opuso, quizás, Isabel de Inglaterra? ¿O bien fue objeto de amenazas? 

No se sabe a ciencia cierta. Tal vez temió que el zar le obligase a poner en práctica los secretos que había descubierto, para asegurar a Rusia la dominación del mundo. Sea de ello lo que fuere, Dee se nos presenta como un hombre que recibió la visita de seres no humanos, que aprendió su lengua y que trato de establecer con ellos una comunicación regular. El caso es absolutamente único, sobre todo tratándose de un hombre del valor intelectual de John Dee. 

Dee murió en 1608, arruinado y absolutamente desacreditado. El rey Jacobo I, que había sucedido a Isabel, le negó una pensión, y Dee murió en la miseria. A pesar de la protección de Isabel, continuó la persecución contra Dee, cuyos manuscritos fueron robados, así como buena parte de sus notas. 

Después de decirle a la reina Isabel que era alquimista, le pidió ayuda financiera. Isabel de Inglaterra le respondió, con buena lógica, que, si sabía fabricar oro, este debía bastarle para cubrir sus necesidades. Por último, John Dee se vio obligado, para vivir, a vender su inmensa biblioteca, y su muerte se debió en parte al hambre. 


libros malditos 
Un heptágono trazado por Dee para invocar seres de otros mundos



Volviendo al extraño lenguaje y las persecuciones sufridas, se sabe que en 1597 aprovechando su ausencia, unos desconocidos excitaron al pueblo, que asaltó su casa. Cuatro mil obras raras y cinco manuscritos desaparecieron definitivamente, y numerosas notas fueron quemadas. Después, a pesar de la protección de la reina de Inglaterra, prosiguió la persecución. Por último, el hombre destrozado, desacreditado, murió a los 81 años, en 1608, en Mortlake. Una vez más, la conspiración de los aparentes "Hombres de Negro" pareció haber triunfado. 

La mayor parte de las notas desaparecieron en el incendio de su casa; otras fueron destruídas, en varias ocasiones, por personas muy distintas. Nos quedan algunas alusiones contenidas en La verdadera relación de Casaubon y en ciertas notas que aún se conservan. Estas indicaciones son sumamente curiosas. Dee afirma, en particular, que la proyección de Mercator no es más que una primera aproximación. Según él, la Tierra no es exactamente redonda, o, al menos, está compuesta de varias esferas superpuestas, alineadas a lo largo de otra dimensión. 

Entre estas esferas, habría puntos o más bien superficies de comunicación, y, de este modo, Groenlandia se extendería en el infinito sobre otras tierras diferentes de la nuestra. Por esto, insistía Dee en varias instancias dirigidas a la reina Isabel, convenía que Inglaterra se apoderase de Groenlandia, para tener en sus manos la puerta de otros mundos. 

No es casualidad que en ese país hayan ocurrido extrañas apariciones de pájaros gigantescos, supuestamente extintos, hace pocos años en la era moderna; así como extraños fenómenos sin explicación lógica. El Ártico parece ser la clave. Por otra parte, expresó también John Dee, construir máquinas totalmente automáticas que realicen todo el trabajo del hombre. Esto, añade, ha sido ya realizado en otra parte, en 1585… 


espejo negro 
El famoso Espejo Negro con el que habría realizado sus comunicaciones con "ángeles"



Para tener este dinero buscó la protección de los grandes e intentó fabricar oro. No consiguió ninguna de ambas cosas. Si hubiese podido encontrar un mecenas, habría cambiado el mundo. 
Entre las personas a quienes conoció ¿se encontraba William Shakespeare (1564-1616)? Cierto número de críticos shakespearianos están de acuerdo en admitir que John Dee es el original del personaje Próspero, de La Tempestad. También H P. Lovecraft lo citó como traductor del temible Necronomicón en El Horror de Dunwich (1928). 

La Mónada jeroglífica de Dee puede encontrarse o conseguirse actualmente en internet. Pero, sin las claves correspondientes a los diversos códigos de la obra, y sin los otros manuscritos de John Dee, quemados en Mortlake o destruidos por orden del rey Jacobo I, no sirve de gran cosa. De cualquier forma, actualmente existe un proyecto en la Red para traducir uno por uno todos sus documentos e intentar hallar una luz que permita conocer más de cerca sus conocimientos. Mientras tanto, el misterio continuará vivo y también la intriga sobre qué hubiera pasado si se transformaba en alguien influyente y exitoso. Pero quizás la duda más aguda es ¿Tuvo contactos con seres extraterrestres? Ningún estudioso serio se anima a afirmar que no...
 


  soycuervo80

La Esteganografía - Los libros prohibidos: 4

Introducción: el abad Tritemo, autor de la Esteganografía



El abad Tritemo nació en 1462 y murió en 1516. Al abad Juan de Heidenberg, que se hará llamar abad Tritemo, nace el 2 de febrero de 1462 en Tritthenheim. Ingresó en la célebre Universidad de Heidelberg en 1480. Consiguió un certificado de pobreza, gracias al cual pudo estudiar gratuitamente. Fundó, con Juan de Dalberg y Rodolfo Huesmann, una sociedad secreta para el estudio de la astrología, la magia de los números, las lenguas y las matemáticas. Sus miembros adoptaron seudónimos. Juan de Dalberg se convierte en Juan Camerarius; Rodolfo Huesmann, en Rodolfo Agrícola, y Juan de Heidenberg, en Juan Tritemo. 

En general, los seudónimos no se eligen al azar; pero no conocemos la razón de la elección de Juan Tritemo, salvo que el número tres figura ostensiblemente en el seudónimo. La propia sociedad adoptará un nombre secreto muy significativo: Sodalitis Céltica, o sea, Cofradía Céltica. Pablo Ricci, de religión judía, se unió a los primeros miembros y les enseñó la Cábala. El 2 de febrero de 1482, día de su vigésimo cumpleaños, Juan Tritemo entró en religión, con los benedictinos del monasterio de San Martín de Spanheim. Más tarde, será abad de Spanheim y, luego, de Wurzburgo. 


Los libros prohibidos: 4-La Esteganografía 
El abad Tritemo



Tritemo reunió en el monasterio de San Martín la biblioteca más rica de Alemania, compuesta esencialmente de manuscritos. No le gustaban los libros impresos, recién inventados, que le parecían vulgares. Esta biblioteca, formada a sus expensas, le costó más de 1500 ducados de oro. 

Mientras realizó su obra de erudito y de historiador, continuó sus investigaciones. Unas investigaciones muy extrañas. Unas investigaciones sobre las que cometió el error de escribir cartas imprudentes a personas indiscretas o envidiosas, que se vengaron de él y le perjudicaron. Tales investigaciones se referían a un procedimiento para hipnotizar a personas a distancia, por telepatía, con ayuda de ciertas manipulaciones del lenguaje. La lingüística, las matemáticas, la cábala y la parapsicología se mezclaron extrañamente en sus trabajos. 


El contenido



La obra en ocho volúmenes que reunía el resultado de sus estudios y que contenía, por ende, los secretos de un poder increíble, se titulaba Esteganografía. El manuscrito completo de esta obra fue desunido por el fuego, por orden del elector Felipe, conde Palatino Felipe II, que lo había encontrado en la biblioteca de su padre y se había sentido aterrorizado. 

No se conservó ningún ejemplar completo de este libro. Hay que insistir en esto: el manuscrito original, que contenía la clave de poderes extraordinarios, fue destruido. No existe ninguna copia. 
Sin embargo, existe un manuscrito incompleto, que comprende aproximadamente tres octavos de la obra. ¿Qué había en esta Esteganografía? El propio Tritemo explica: 


Un día de este año de 1499, después de haber soñado durante largo tiempo en el descubrimiento de profundos arcanos, y persuadido al fin de que lo que buscaba era imposible, me fui a la cama, un poco avergonzado de haber llevado mi locura al extremo de intentar lo imposible. Durante la noche (en sueños), alguien se me apareció, llamándome por mi nombre: Tritemo, me dijo, no creas que todos tus pensamientos han sido vanos. Aunque las cosas que buscas no son posibles, ni para ti ni para hombre alguno, llegará un día en que lo serán. 

-Decidme, pues -le respondí-: ¿Qué hay que hacer para triunfar? 

Entonces me reveló todo el misterio y me mostró que nada era más sencillo.


La obra explica cómo enviar mensajes en menos de un día y sin usar cartas, ni libros, ni mensajeros, sino mediante espíritus. En apariencia el libro no es otra cosa que un tratado de la llamada "magia angélica". Gran parte está dedicado a dar los nombres y rangos de los distintos espíritus, y sus números, horas del día, planetas y constelaciones a los que están asociados. De los tres libros los dos primeros nos cuentan la manera de conseguir la ayuda de los espíritus: se escribe la carta, se recita el ritual apropiado para invocar al ángel correspondiente y el espíritu "cartero" aparecerá para llevar el mensaje al destinatario, que lo recibirá si usa la invocación oportuna. Por el contrario, el tercer volumen es ligeramente diferente. Ya no es fundamental la invocación sino el cálculo astrológico correspondiente al ángel y la hora en que se realiza; hay 28 "inteligencias planetarias", cuatro por cada uno de los siete planetas. 


esteganografia



Después, Tritemo pone manos a la obra, y he aquí lo que descubre, también según su propio relato: 

Puedo aseguraros que esta obra, en la que enseño numerosos secretos y misterios poco conocidos, parecerá a todos, incluso a los más ignorantes, que contiene cosas sobrehumanas, admirables e increíbles, habida cuenta de que nadie ha escrito o hablado de ellas antes que yo. 

EI primer libro contiene y enseña más de cien maneras de escribir secretamente y sin el menor temor todo lo que se desee, en cualquier lengua conocida, sin que nadie pueda sospechar su significado, y esto sin metátesis ni transposición de letras, y también sin miedo ni recelo de que el secreto pueda ser nunca conocido por persona diferente de aquella a quien, cabalísticamente, haya enseñado yo esta ciencia, o de aquella a quien mi binario la haya a su vez transmitido cabalísticamente. Como todas las frases y palabras empleadas son sencillas y conocidas, y no provocan la menor desconfianza, no habrá nadie, por experimentado que sea, que pueda descubrir por sí solo mi secreto, lo cual parecerá admirable a todos e imposible a los ignorantes. 

En el segundo libro, trataré de cosas aun más maravillosas, relacionadas con ciertos medios merced a los cuales puedo, de un modo seguro, imponer mi voluntad a quienquiera que capte el sentido de mi ciencia, por muy lejos que esté, incluso a más de cien leguas de mí, y esto sin que se me pueda acusar de haber empleado signos, cifras o caracteres de clase alguna, y si me valgo de un mensajero y éste es apresado en el camino, ninguna súplica, amenaza o promesa, y ni siquiera la violencia, podrán inducir a este mensajero a revelar mi secreto, pues no tendrá conocimiento de él; y ésta es la razón de que nadie, por experto que sea, pueda descubrir el secreto. 

Todas estas cosas puedo hacerlas fácilmente, cuando me plazca, sin ayuda de mensajero ni de nadie, incluso con un preso encerrado en las mayores profundidades y bajo una guardia vigilante.



La prohibición



Se le atribuyeron libros sobre la piedra filosofal, aunque esto no está demostrado. Los libros de Tritemo fueron prolijamente comentados por el alquimista inglés George Ripley, que escribió: "Suplico a los que saben, que no publiquen". Después de su muerte, se pretendió que el abad Tritemo practicaba la magia negra. Uno de los jesuitas más severos de la Inquisición, Del Río, se preguntará por qué la Esteganografía, que, sin embargo, sólo circulaba en forma de notas incompletas, no había sido incluida entre los libros prohibidos y censurados. 

Hubo que esperar a 1610, para que se publicase en Frankfurt, por Malinas Becker, la primera edición de lo que quedaba de la Esteganografía. Lleva la indicación de "con privilegio y permiso de los Superiores", pero no figura en ella el imprimatur. Lo cual hace que podamos preguntarnos de qué Superiores se trataba. 

El libro contiene un prólogo, que desaparecerá después, en el que figura esta curiosa frase: "Pero tal vez alguien objetará: si quieres que esta ciencia permanezca oculta, ¿por qué has querido revelar el sentido de los textos en cuestión?" Te responderé que lo hice para que se beneficiasen de estos excelentes principios ciertos grupos de personas a los que pertenezco, a fin de librarlos de múltiples peligros, y de ponerlos al abrigo de ciertos accidentes fortuitos". 


Shout GifGIF



Es un punto de vista perfectamente razonable. Pero el libro, incluso expurgado, parecía aún demasiado peligroso. Por consiguiente, esta edición, por incompleta que fuese, fue incluida en el índice por la Congregación del Santo Oficio, en 7 de setiembre de 1609. Esta prohibición duraría hasta el año 1930. En 1616, se publicó una defensa del abad Tritemo por el abad Cigisemón, del monasterio benedictino de Ceón, Baviera. En 1621, aparece una nueva edición, reducida. Lleva igualmente la mención de "con el permiso y el acuerdo de los Superiores". Evidentemente, esta vez no puede tratarse de superiores eclesiásticos, puesto que la obra figura en el índice desde 1609. ¿Quiénes son, pues, estos misteriosos Superiores? 

Mucho más tarde, el padre Le Brun observa que el empleo de los secretos de la Esteganografía requiere la utilización de un sistema de aparatos: "He oído decir más de una vez que algunas personas se habían comunicado secretos, a más de cincuenta leguas de distancia, por medio de agujas imantadas. Dos amigos cogían sendas brújulas, alrededor de las cuales estaban grabadas las letras del alfabeto, y se decía que, si uno de los amigos hacía que la aguja señalase una de las letras, la otra aguja, aunque estuviese a varias leguas de distancia, giraba inmediatamente hacía la misma letra". 


libros prohibidos



Esto resulta interesante. Un sistema de aparatos de esta clase sería perfectamente verosímil en nuestros días, gracias a los transistores. Pero, si hubo hombres dotados de este poder a principios del siglo XVII, tenían la ventaja de poseer un medio de transmisión absolutamente indetectable y, además, completamente natural, que no requería ningún pacto con el diablo ni ponía en peligro el alma del usuario. 

En 1515, Tritemo publicó una teoría cíclica de la historia de la Humanidad que recuerda tanto la tradición hindú como algunas teorías modernas. El libro se tituló: De las Siete Causas Segundas, es decir, de las Inteligencias, o Espíritus del mundo después de Dios, o cronología mística, encerrando maravillosos secretos dignos de interés. La obra se fundó en los trabajos del cabalista y mago Pedro de Apona. Éste había inquietado hasta tal punto a la Iglesia que, cuando murió en 1313, en Padua, la Inquisición buscó su cadáver para quemarlo, mas no lo encontró. Los amigos de Pedro de Apona habían ocultado el cuerpo en la iglesia de Santa Justina. Enfurecida, la Inquisición lo hizo quemar en efigie. 

Supuestamente, Tritemo encontró un sistema por el manejo de símbolos fundados en el lenguaje de producir efectos que podían ser captados por otras inteligencias a gran distancia y que podían controlarlos. Esto parece extraordinario, pero es muy posible. Tritemo veía el mundo con ojos nuevos, y era muy capaz de haber inventado algo completamente nuevo. 


Actualidad: ¿Descifrado? ¿Verdad? ¿Fraude?



En 1993 el alemán Thomas Ernst, un lingüista en La Roche College de Pittsburg, aparentemente encontró la cifra de Tritemo. Lo publicó en la revista holandesa Daphnis, por lo que su trabajo pasó desapercibido. Tres años más tarde Jim Reeds, matemático de los Laboratorios AT&T, llegaba a la misma conclusión. En esencia, la técnica de encriptado es una versión primitiva de la Enigma, la máquina de cifrar que los nazis emplearon durante la Segunda Guerra Mundial y que para romperla los británicos desarrollaron la primera computadora de la historia, Colossus. 


Shout GifGIF



El tercer libro contiene criptogramas disimulados como tablas astronómicas. Aunque la Esteganografía está escrita en latín, el texto oculto está a veces en alemán. ¿Por qué se ha tardado tanto en descifrar? En parte porque era considerado un verdadero texto de magia, pero sobretodo porque el original fue destruído y quienes copiaron el texto cometieron errores al transcribir tablas que no comprendían. En algunos casos, según estas investigaciones, podrían descifrarse frases absurdas y risibles... pero la intriga consiste en pensar: ¿Con qué objeto Tritemo pondría en riesgo su integridad física y su credibilidad? ¿Qué ganaría con "inventar" un libro que podría haberle llevado a una muerte segura a manos de la Inquisición? ¿Tanto tiempo perdería en realizar una "broma" de ocho volúmenes? Todas preguntas que no afirman nada, pero que dejan una rendija de dudas. 

  soycuervo80